La famosa piel de naranja o Celulitis, no es otra cosa que el acúmulo de tejido graso o tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo. Más del 85% de las mujeres después de la pubertad, presentan algún grado de celulitis, acentuándose por diversos motivos, como por la alimentación y el estilo de vida.
A continuación detallamos algunos de los alimentos que favorecen la aparición de celulitis si no se toman de manera controlada.

Alimentos con muchas grasas saturadas.

La grasa animal tiende a acumularse más rápidamente en la piel, por lo que su consumo excesivo puede dar lugar a la temida celulitis.

Carne roja con aspecto graso, tocino, embutidos, piel de aves, cordero, margarina, aceite vegetal hidrogenado, quesos con grasa…son algunos de los alimentos a controlar.

Generalmente, la carne de color blanco como el pollo es un ejemplo ideal de comida baja en grasa y una buena alternativa a la carne roja.

Pasta y pan blanco.

Presentan un alto contenido de levaduras difíciles de metabolizar, ya que se trata de alimentos refinados que ven alteradas sus verdaderas cualidades nutricionales y que presentan gran cantidad de sustancias como aditivos, colorantes y conservantes. Por ello, una buena opción, son las pastas y panes integrales.

Frituras.

El cocinado en aceite, hace que el alimento tenga un alto contenido en calorías, proporcionando además un delicioso sabor a las comidas gracias al aroma de los aceites.

Pero debido a las altas temperaturas, el aceite se desnaturaliza, por lo que la grasa es de peor calidad, y si exageramos en su consumo, resultará complicado eliminar la grasa saturada del cuerpo. Según pasan los años, la grasa adquiere más consistencia y se adhiere con más fuerza al cuerpo, como en las paredes abdominales y los glúteos.

Comida basura

Las hamburguesas, pizzas, patatas fritas…son alimentos con elevados niveles de calorías, muchas toxinas, muchas grasas saturadas y gran cantidad de sal refinada. Todo esto hace que este tipo de alimentos poco cuidados, sean un gran aliciente para el desarrollo de la celulitis.

Los alimentos dulces

Los alimentos que son extremadamente ricos en azúcar pueden causar daños permanentes en nuestro organismo. Los azúcares simples de absorción rápida, como tartas, galletas, chocolate, pasteles, rosquillas…provocan una reacción metabólica en los tejidos cutáneos donde el colágeno se vuelve más rígido y pierde fuerza. Por tanto, perdemos firmeza en la piel dando lugar a celulitis.

Los alimentos salados

El consumo de sal produce retención de líquidos y es una de las principales causas de la celulitis. Esto ocurre debido a que tomamos más sodio del que nuestro organismo necesita, reteniendo el agua que se encuentra en nuestro organismo. Es por ello, que para conseguir un equilibrio, hay que aumentar el consumo de agua.
Por tanto, es necesario controlar las comidas ricas en sal, como comidas preparadas, aperitivos, o productos conservados.

Bebidas

El alcohol puede ser nocivo para nuestro cuerpo y provocar la aparición de celulitis, ya que favorece que aumenten los niveles de ácidos grasos en la circulación. El alto contenido de calorías y las toxinas se almacenan inmediatamente por debajo de la piel.
Las bebidas gaseosas y el café, reducen el diámetro de los vasos y la correcta oxigenación de los tejidos, y es por ello que se debe controlar su ingesta.