Como todos los veranos, y este no iba a ser menos, con la llegada del sol y el buen tiempo, hay una explosión de artículos, consejos, columnas, que cremas son mejores para tomar el sol,… lo enfocan todo a lo negativo, pero ¿quién sabe los beneficios que aporta la vitamina D a nuestro organismo?

Como es bien sabido, todos los excesos son malos, pero actualmente nos encontramos en una época de sobre protección del cuerpo a la exposición al sol.

Sí, hay que tener cuidado y obviamente cuidarse la piel, ya que solo hay una para toda la vida.

Pues bien, como comentábamos, la vitamina D se desarrolla en nuestra piel debido al efecto de los rayos ultravioleta (rayos del sol). Es un nutriente especial y a la vez esencial, y además puede obtenerse por dos vías, a través del sol, nuestro cuerpo la sintetiza al tener contacto con este, y por los alimentos (huevos, leche,…).

Esta vitamina, es totalmente imprescindible para tener una correcta absorción del calcio, el depósito del mismo en los huesos y regular los niveles de este mineral en la sangre.

En España, tenemos suerte de tener un clima mediterráneo, que va de la mano del buen tiempo, tenemos que aprovechar este factor, no todo el mundo la hace, ya que está demostrado que actualmente hay en la población un déficit de vitamina D, por lo que anteriormente hemos comentado, la sobre protección solar.

El déficit es notable en personas mayores (70 años aproximadamente), quienes sintetizan cuatro veces menos la vitamina que nos aporta el sol, además de que tienen una menor relación con esta luz a diferencia de las personas más jóvenes.

Por todo ello en general animamos a todo el mundo a que tome el sol pero siempre con moderación. Te dejamos uno consejos, como todos los años, que esperemos que te puedan ayudar a tener un mejor bronceado de piel:

  • Evita la exposión al sol en las horas punta (entre las 12 y las 16 horas)
  • Usa protección solar con factor 30 ó más, aplicándolo 30 minutos antes de ponerte al sol, renovándolo cada 2 horas y sobre todo después de cada baño.
  • Los menores siempre tiene que ir con protector solar alto.
  • No solo en la playa debes ponerte protector solar, siempre que realices una actividad al aire libre.
  • Aunque en verano también haya días nublados, no te fíes, el sol sigue pegando fuerte.
  • Al salir del agua, es bueno secarse bien, ya que las gotas de agua tienen efecto lupa y estas disminuyen el efecto de las cremas solares.
  • La hidratación es muy importante, bebe agua con frecuencia.