Tratamiento antimanchas

Después del verano hay que prestarle mucha atención a nuestra piel porque con tanto sol ha sufrido más de la cuenta.
Por eso, toca revisar la piel en busca de manchas, lunares o bultos que han podido aparecer en los meses de calor.

Las manchas solares se han convertido en un problema que afecta a una de cada tres mujeres a partir de los 35 años, aunque esta edad se va reduciendo y su aparición se adelanta cada vez más ¿Por qué sucede esto? Porque las radiaciones solares cada vez son más intensas y a pesar de las advertencias y recomendaciones de los especialistas la “cultura del bronceado” persiste en nuestra sociedad.

¿Qué son las manchas?

La gran mayoría son lesiones de la piel provocadas por la exposición solar. El exceso de sol aumenta la producción de melanina, la cual es la responsable de la pigmentación de la piel, y da origen a la formación de las manchas.

La melanina se forma como protector natural de la piel frente a la exposición solar.
Aparte de antiestéticas, las manchas pueden ser dañinas y muy peligrosas ya que pueden volverse cancerígenas.

También son muy comunes las manchas producidas por cambios hormonales y  ciertos medicamentos, que pueden favorecer la aparición de pigmentaciones en la piel o algunas  enfermedades inmunológicas

Las soluciones más eficaces para eliminarlas dependiendo del tipo de mancha

Dependiendo del tipo de mancha que tengas, los tratamientos más eficaces para eliminarlas variarán.

LÉNTIGOS SOLARES

Para los léntigos solares (manchas de color marrón intenso e irregulares, producidas por el exceso de exposición solar) los tratamientos más eficaces son:

– Láser Fraccionado: un tipo de láser que se aplica sobre la zona afectada, lo que hace que la mancha vaya adquiriendo un color cada vez más oscuro hasta formar una especie de costra que acaba cayendo y hace que la mancha desaparezca. Se necesitan una o dos sesiones y hay que tener precaución de no tomar el sol dos semanas antes y dos semanas después de la realización del tratamiento.

– Láser Q-Switch: es un láser Alejandrita combinado con luz de banda ancha que emite impulsos de luz en nanosegundos, fragmentando el pigmento de la mancha en partículas mínimas que son eliminadas por el organismo de manera natural.

*En Clínica Dermaline disponemos del láser Fraccionado Starlux Max G para la eliminación de manchas. Con un precio de 200€ /sesión aproximadamente.

MELASMAS

Para el tratamiento de los melasmas (manchas producidas por cambios hormonales, como el embarazo, la toma de anticonceptivos o determinados fármacos) se deben utilizar tratamientos más profundos aún por su complicada eliminación como ya hemos comentado anteriormente. Por ello, los tratamientos más demandados son:

IPL (Luz Pulsada Intensa): La luz que emite el aparato es absorbida por la pigmentación profunda, disminuyendo la concertación de melanina en la piel y aclarando las manchas. Se recomienda de 1 a 3 sesiones.

Peelings Médicos: Presentan una gran concentración de principios activos que llegan a las capas más profundas de la piel, produciendo una descamación que favorece la eliminación de las manchas. El peeling además proporciona a nuestra piel sus diferentes propiedades suavizantes, purificantes y limpiadoras, ayudamos a mantener la protección natural de nuestra piel.

*En Clínica Dermaline optamos por esta última técnica, los peelings médicos, ya que al ser un tratamiento realizado por un médico de manera manual, permite personalizar el tratamiento en función del tipo de mancha, la antigüedad de la misma y la tipología de la piel del paciente.

El precio dependerá de los principios activos que contenga el peeling y de la profundidad de su acción (superficial, medio o profundo), su precio oscila entre 190€ y 500€.