Belleza y Salud Dermaline

Tratamiento de Estrías Dermaline

Hoy queremos contaros algunos trucos para prevenir las estrías, si ya han aparecido también existen soluciones muy eficaces.

Las estrías son una alteración de la piel que afecta fundamentalmente a mujeres que presentan aumento y disminución de peso, causa por la que la dermis se ve afectada por la ruptura de las fibras de colágeno. También aparecen muy frecuentemente en etapas de embarazo o trastornos hormonales.

Una vez que las estrías han aparecido, existen algunas técnicas como la radiofrecuencia o tratamiento láser con distintas plataformas, que ayudan a combatirlas o hacerlas desaparecer.

Pero antes de llegar a este punto, es importante cuidar nuestra piel para prevenir las estrías. Existen algunos pasos básicos y sencillos a tener en cuenta en dichos cuidados:

HIDRATACIÓN DE LA PIEL.

Es el primer paso para dar un aspecto sano a nuestra piel. De esta manera, conseguiremos tonificarla y mantener su suavidad natural. Es imprescindible beber el agua necesaria, entre dos y tres litro al día, consiguiendo mantener una buena elasticidad.

TOMAR EL SOL.

Todos sabemos que son muchos los beneficios de tomar el sol con precaución, gracias al aporte de la vitamina D, nutriente que se genera en nuestra piel a través de los rayos ultravioleta.

Pero hay que tener en cuenta, que una sobre exposición solar, puede hacer que la piel se reseque, haciendo que la aparición de estrías sea más frecuente. También es importante cuidar nuestra piel de productos químicos como el cloro, que también genera sequedad en la piel. Por tanto debemos hidratar nuestra piel de manera segura y continua.

SUPLEMENTOS NUTRICIONALES.

El colágeno es importantísimo para evitar la aparición de estrías, ya que se trata de una proteína fundamental para mantener la elasticidad de la piel.

Por tanto, es conveniente seguir una dieta equilibrada:

  • Rica en proteínas, frutas, vegetales de hojas verdes, legumbres y cereales integrales.
  • Vitamina C, frutos cítricos como naranjas, fresas, kiwi y vegetales de hojas verdes.
  • Vitamina E, aceites vegetales, yema de huevo, hígado, carnes rojas, tomate, vegetales verdes, frutas como el kiwi, la manzana o el melocotón.

Para mantener nuestra elasticidad óptima, es importante conseguir aportar a nuestro cuerpo la cantidad necesaria de Zinc y Silicio que necesitamos. El Zinc es un mineral que ayuda en el proceso de cicatrización y el Silicio, regenera las fibras de colágeno y elastina de los tejidos, evitando el riesgo de pérdida de elasticidad y mejorando la flacidez de la piel.

MANTENER EL PESO – EMBARAZO.

Durante el embarazo, existirá un claro aumento de peso, que hay que cuidar evitando engordar y adelgazar de manera rápida.

Para ello, se pueden llevar a cabo algunas rutinas que nos ayudarán a estimular la producción de colágeno. Cabe destacar la realización de ejercicio regular, para mejorar el tono muscular, estar en forma y no tener la piel flácida. También es importante descansar de manera óptima.

No se aconseja hacer dieta durante el embarazo, ya que eso provocará cambios bruscos en la piel que afectarán a su elasticidad. Se aconseja una alimentación variada y equilibrada. (rica en cereales integrales, carbohidratos, frutas y vegetales).

TRATAMIENTOS COSMÉTICOS.

En especial para el caso de embarazadas, se aconseja cuidar la piel con productos de masaje, tanto antes, durante y después del embarazo. Con ello se conseguirá exfoliar la piel, estimulando la circulación de la sangre y generando nuevo tejido, consiguiendo así una piel renovada y elástica.

Para ello son buenos los guantes de masaje exfoliantes y las cremas y lociones ricas en manteca de karité, vitamina E y aceite de almendras dulces.

No siempre será suficiente para evitar la formación de estrías, las cuales se crean en la parte interna de la piel. Por tanto, los tratamientos cosméticos no dejan de ser un complemento externo con el que prevenir su aparición.

Estos son algunos consejos básicos a seguir para prevenir el problema estético de las estrías, evitando que aparezcan en las zonas más comunes: vientre, muslos, caderas, nalgas, glúteos, pechos y parte superior de brazos; que son las zonas donde la piel más se estira, o donde más grasa se acumula. Pero por si seguís teniendo más preguntas sobre cómo combatir las estrías, aquí os dejamos un vídeo explicativo de nuestra profesional, la Doctora Adam, que os resolverá todas las dudas.